Llegan los primeros acuerdos entre la UE y el Reino Unido

No se veía la luz, pero al fin Bruselas y el Reino Unido han llegado a los primeros acuerdos sobre el Brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Muchos han sido los desacuerdos a los que se han enfrentado ambas partes, sobre todo respecto a las fronteras, los derechos de los europeos que residen en el Reino Unido y de los británicos que viven en territorio europeo. La cumbre de Salzburgo no fue sino un claro ejemplo de todas las discrepancias entre Theresa May, primera ministra del Reino Unido, y los políticos de la Comisión Europea.

Lejos quedan ahora los desacuerdos, los europeos que viven en Reino Unido ya pueden celebrar que podrán seguir viviendo en el país anglosajón sin cambio alguno. Así lo anunciaba el responsable de las negociaciones entre Theresa May y la UE, Michel Barnier: “Se han realizado progresos decisivos en la independencia del Reino Unido de la Unión Europea”. El 25 de noviembre se celebrará una cumbre en la que se reunirán los diferentes jefes de Gobierno para definir la salida y detallar las relaciones entre ambas partes en materia comercial, política y económica. Además, también tendrá lugar una reunión en la que participarán los diferentes ministros de la Unión Europea antes de la cumbre.

La fecha oficial en la que el Reino Unido no será parte de la Unión Europea será el próximo mes de marzo, según Barnier, a partir de esta fecha el Reino Unido será un país independiente pero seguirá “siendo amigo de la UE”. Una vez se celebre la cumbre, los últimos detalles respecto a la independencia del país anglosajón se resolverán cuando el Reino Unido ya no forme parte de la UE. El objetivo, según afirmaba Barnier, es que la relación entre ambas partes sea lo más buena posible: “Queremos crear las bases de una futura relación sólida con este gran país”. La salida no ha sido la que deseaba Theresa May, pero la UE se da por satisfecha al haber logrado sus objetivos principales: no habrá frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda, se garantiza la integridad territorial del Reino Unido y la unidad de mercado de la Unión Europea.

Durante todos estos meses de espera la libra esterlina fue la más afectada. Las noticias de brókeres como iFOREX anunciaban los descensos constantes en el valor de la divisa británica respecto a otras divisas fuertes como el dólar y el euro. Según los últimos análisis de iFOREX, la libra se ha recuperado pero los expertos financieros de iFOREX confirman que con estas nuevas decisiones políticas la divisa inglesa podría volver a sufrir descensos. Otros instrumentos financieros del Reino Unido también podrían seguir el mismo camino que la libra, aunque en menor medida. Por ahora, el día 25 quedarán atados la mayoría de los cabos del Brexit y una vez se haya producido la salida en marzo, se irán llegando a acuerdos entre la Unión Europea y el Reino Unido para que el resultado sea el mejor posible para ambas partes.