Cennect with us

INTERNACIONALES

Presidenta de Brasil amenaza cancelar visita de Estado por el espionaje NSA

Publicado

en

Presidenta de Brasil La presidenta brasileña Dilma Rousseff le dio de plazo al Presidente Obama hasta el 11 de septiembre para hacer que su Asesora de Seguridad Nacional, Susan Rice, le informe al Ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Luiz Figueredo, sobre todos los programas de espionaje de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional) que se llevaron a cabo contra Brasil, con garantías de que se habían tomado las medidas necesarias para acabarlos.

Rousseff también le comunicó que, en base a lo que responda el equipo de Obama, ella va a decidir si existen las condiciones políticas adecuadas que le permitan a ella seguir adelante con su visita de Estado a Estados Unidos planeada para el 23 de octubre.

El diario O’Globo de Brasil reveló el 2 de septiembre más documentos de Snowden dados a conocer por Glenn Greenwald, donde se mostraba que no solamente Brasil había sido uno de los blancos importantes del espionaje de la NSA, como ya se había revelado, sino que la NSA había estado grabando específicamente las comunicaciones presidenciales de los Presidentes de Brasil y de México. Dos días después, antes de viajar rumbo a San Petersburgo, Rousseff canceló la visita programada del equipo de avanzada que había ido a arreglar los detalles de su visita de octubre, dependiendo de las respuestas que reciba.

Rousseff y Obama, acompañados de Figueredo y Rice, sostuvieron una reunión privada bilateral a los márgenes de la Cumbre del G-20, cuyo contenido comentó en algún detalle Rousseff en conferencia de prensa al finalizar la cumbre. Habló de «escepticismo» en relación a las promesas de Obama de que el personalmente se iba a hacer responsable de analizar el asunto. Exigió una completa explicación de «tudo, tudo, tudinho», dijo, que en español quiere decir «todo, todo, todito».

Dicho espionaje constituye una violación inaceptable de la soberanía y «es incompatible con la coexistencia democrática» enfatizó Rousseff. Dado que no existe una justificación concebible de «seguridad nacional» o «antiterrorismo» para realizarlo, este espionaje «tiene que ver con factores geopolíticos, con factores estratégicos o con factores comerciales y económicos, y esto es inadmisible», dijo. Agregó que le dejó claro a Obama que ella no quiere explicaciones técnicas: esto no es una cuestión de pedir disculpas. Esta intrusión es inadmisible y es importante resolverla rápidamente.

Agregó que esto no era un asunto meramente bilateral, y que ella personalmente iba a plantear la discusión sobre la urgencia de parar estos programas de espionaje en la próxima reunión de la Asamblea General de la ONU a fines de este mes, porque es un ataque inaceptable a la soberanía de todas las naciones.

A Obama no le pudo importar menos. Cuando le preguntaron al final de la cumbre de San Petesburgo en conferencia de prensa sobre esta reunión bilateral con los presidentes brasileño y mexicano, Obama repitió displicente que «todos los hacen», solo que «nosotros» lo hacemos mejor porque somos más grandes, pero podemos hablar de esto. (Fuente: Larouche-PAC).

Centinue Reading
Publicidad
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados cen *