Cennect with us

Opiniones

Hay que respetar el ejercicio del periodismo

Publicado

en

POR CARLOS NINA GOMEZ (carlosniagomez@yahoo.com).- 

(3 de 4)

En estos tiempos modernos, de la comunicación, nadie está en plena capacidad para  hacer involucionar  el ejercicio profesional del periodismo.

 El que que pretenda distorsionar el trabajo del periodismo profesional, sin importar su «rango» social o económico, se tropezará con quienes siempre saldremos en  defensa de su más puro «trajinar».

El periodismo nacional ha sido, por una eficiente práctica aportada por sus más fieles trabajadores, defensores de los principios y la ética, sin doblegarse nunca, un aliado de la democracia.

 El periodismo es un ente que contribuye a que en República Dominicana se viva -tras la caída de la férrea dictadura de Rafael Leonidas Trujillo Molina- un sólido sistema democrático en el que impera el libre pensamiento.

Esta profesión, ejercida en pasadas décadas (digamos de los 50, 60, 70, 80 y 90), contó con estelares redactores a quienes, sin mezquindad y en base a la historia verdadera, calificamos como excelentes profesionales.

 Trabajaron, como lo planteo en mi libro «Periodismo…cuando la verdad no sea distorsionada», dando buenos ejemplos. Como debe ocurrir en el periodismo profesional, no como improvisados en los medios noticiosos.

Esa camada realizó un trabajo en función de los principios y la ética que debe normar en esta nación de 48,442 kilómetro cuadrados.

Es cierto que muchos de ellos no tuvieron academia, porque fueron empíricos, pero desarrollaron su trabajo acorde con las reglas  del buen periodismo.

 Además, y aunque trabajaron en épocas donde no había Internet, ni ninguna de las sofisticadas herramientas que tenemos ahora -en la llamada era «del conocimiento»-, donde funcionan los más avanzados sistemas tecnológicos (¡fuera las antiguas máquinas mecánicas!), su labor no tiene cuestionamiento.

Debo significar -y es un criterio que siempre plantee a mis  alumnos en medio de las clases que impartía sobre comunicación social- que el periodismo moderno, en algunos segmentos, adolece de eficiencia.

Muchos de nuestros periodistas son mecánicos. Es decir, que no tienen los indispensables conocimientos que marcan el oficio.

Pero, esos mismos redactores comprenden, cada día, -y triplican sus esfuerzos para ser más capacitados- que hay que cumplir con los deberes del periodismo y nunca aceptar que su labor sea invadida por los improvisados que intentan, a como dé lugar, insertarse como periodistas en los medios noticiosos.

También resaltar que nuestro país cuenta con talentosos periodistas, de probada capacidad y que  cumplen con los esquemas profesionales del periodismo.

 ¡Es una práctica profesional que hay que valorar en su justa dimensión!

Centinue Reading
Publicidad