Cennect with us

Opiniones

CHARITO DÍAZ: MIS 58 AÑOS

Publicado

en

Por Elena Díaz (Charito).- 

Señor Padre Todopoderoso, te doy gracias porque me has permitido cumplir un año más de vida y me has otorgado la gracia de poder celebrarlo junto a mi familia y seres queridos.

Gracias por estos años en que me has sostenido en tus manos, por las experiencias de tu existencia e infinito amor en mi vida, gracias porque me has guardado en tu corazón, me esperaste con paciencia llamándome, hasta que un día comprendí que sólo en Ti estaba mi vida.

Gracias por ofrecerme una oportunidad especial para mi crecimiento personal y espiritual llevándome, como aquel discípulo a vivir la experiencia por el Camino a Emaús, conociendo una hermosa comunidad de fe, integrada por mujeres decididas a seguir firme el proceso de conversión, amando al prójimo en el servicio,  con entrega y  compromiso.

En la Hermandad de Emaús se recibe y se comparte amor, comprensión, acompañamiento en la fe, corrección fraterna, oramos por las necesidades personales, se camina en el proceso de la sanación integral de las personas. Gracias por mis hermanas de Emaús

Gracias por darme una nueva oportunidad laboral en la JCE y de servicio en la Fundación Vida Sin Violencia (FUNVIDA), que junto a personas que has puesto en mi vida que me han hecho sentir muy querida.

Gracias por mis hijos, unos buenos hijos, con un corazón bueno, por mi madre la que tú vas cuidando cada día en su proceso de enfermedad, por mis hermanos y parientes, especialmente te doy gracias por Aldito, a quien le has hecho un llamado y él, amorosamente lo ha aceptado, ese niño que desde su nacimiento ha sido para mí como uno de mis hijos, hoy día de mi cumpleaños en el que tú me regalas gracias especiales pido por él y por cada uno de nosotros, para que el amor sea el que brille en mi hermosa familia.

Gracias por una vida en la he hecho muchas cosas, he amado mucho y me he sentido muy querida por todos los que han estado a mi alrededor.

Perdóname, por el tiempo perdido, por el amor desperdiciado, por las obras vacías, por el trabajo mal hecho, por la oración que poco a poco fui aplazando, por todos mis olvidos, descuidos y silencios.

Este año ha sido difícil, y te doy las gracias porque ante las pruebas y dificultades, he tenido una paz que sólo viene de Dios, de una innumerable cantidad de personas que han orado por mí y mis hijos.

“Si me preguntaras que regalo quiero, que es lo que prefiero, en este día especial, nadie me conoce como tú, maestro, ni mis pensamientos te puedo ocultar, en lo más profundo de mi corazón, hay un gran anhelo, hay una gran pasión” (Canción Este Día Especial de Jesús Adrián Romero)

Gracias porque cada año tengo el gran privilegio de celebrar este día agradeciendo a Dios Padre Todopoderoso, su amor incondicional y maravilloso, en nuestra Parroquia Santa Cecilia, poniendo ante su altar mis proyectos personales y labores para que su santa voluntad se cumpla en ellos y para recibir su presencia ahí en la eucaristía donde está la mayor prueba de que vives.  Gracias Dios mío

18 de Agosto del 2019.- 

Centinue Reading
Publicidad