Experto internacional llama a tener cuidado con tecnología de vigilancia china

Washington, D.C.- El Coordinador General de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, Jatzel Román, de República Dominicana, advirtió en esta ciudad sobre los peligros que podría traer la participación de la República Popular China en los órganos de inteligencia latinoamericanos debido a las malas prácticas recurrentes en dicho país con sistema de partido único en el poder.

Sostuvo que a través de venta directa o donaciones, la región ha visto la instalación de miles de cámaras chinas que los gobiernos han destinado a sistemas de vigilancia en coordinación con el gigante asiático. 

Dijo que entre estos, se destacan 2 mil 100 cámaras para Uruguay, 4 mil 300 en Ecuador, 1, 200 en Argentina, así como participación importante en los sistemas de Bolivia y Ciudad de México o el “Carnet de la Patria” en Venezuela.

“Tal tecnología incluye mecanismos de identificación facial, lo cual hace muy sensible la información recopilada, dejando puerta abierta a su abuso por parte de regímenes autoritarios”, indicó.

Román resaltó que China ha visto un innegable aumento de su influencia en la región, principalmente en el ámbito comercial y eso se ha traducido en bonanza para muchos países que exportan energía o alimentos.

Sin embargo -agregó- también es notable el auge de la influencia política del Partido Comunista Chino y eso es preocupante, toda vez que no compartimos los mismos valores de la democracia liberal. Acrecentar la dependencia de estos sistemas a  tecnología manufacturada por empresas obligadas por la ley china a beneficiar siempre al gobierno de ese país es exponerse totalmente a influencia malsana.

El tema fue parte de la discusión de panel organizada por el Instituto Republicano Internacional (IRI) de los Estados Unidos sobre asunto actuales latinoamericanos. La misma fue moderada por Katya Rimkunas, Sub-Directora para América Latina de dicha organización y tuvo como demás panelistas a Claudia de Ávila, diputada al Parlamento Centroamericano (PARLACEN) por El Salvador; Alfredo César, presidente del Partido Conservador de Nicaragua y José Carlos Aleluia, presidente de la Fundación Libertad y Ciudadanía de Brasil.

Jatzel Román sostuvo durante su intervención en el panel que “desde luego, existen usos legítimos para estos sistemas como lo es la lucha contra la criminalidad que azota a nuestros países”.

En ese sentido, apuntó que sin embargo, no se puede ignorar que se trata de cooperación con un régimen conocido por la persecución contra su propia población, “especialmente cuando se trata de disidentes políticos”.

“En República Dominicana, todavía está la duda sobre la participación china en sistemas como el 911 y eso debe ser prontamente aclarado por el gobierno para ofrecer tranquilidad a la ciudadanía. La transparencia es clave y eso no se trata de caerle bien a Estados Unidos o no, más bien de proteger la privacidad individual”, dijo finalmente.