Cennect with us

Opiniones

Las peripecias de un periodista viajero  (1 de 2)

Publicado

en

POR CARLOS NINA GOMEZ.-

El periodismo es una profesión muy compleja. Sin importar  el área de que se trate (política, económica, farándula -que también podemos llamar de entretenimiento, arte o espectáculo-, deportes, sociales, es  un trabajo en el que el periodista, si quiere trillar el mejor camino en lo profesional,  tiene que ponerse en «entrega total», trabajar con alta vocación.

De nuevo hay que citar al laureado periodista y escritor colombiano Gabriel García Márquez  (Premio Nobel de Literatura 1982) quien acuñó el siguiente concepto, ya calificado como mítico:  «El periodismo es el mejor oficio del mundo».

 Estas consideraciones introductorias las traigo a colación para referirme, aunque parezca que quiero hacer protagonismo con «mi propio yo», al trabajo que  debe normar a un periodista profesional en cualquier circunstancia.

 Aquí lo que quiero narrar: El pasado 26 de abril emprendí un largo viaje a la ciudad de Las Vegas, estado de Nevada (Estados Unidos) donde cubrí para este periódico la pelea que por el campeonato mundial del peso mediano celebraron el estadounidense Daniel Jacobs y Saúl -Canelo- Alvarez, de México.

 El combate estaba pautado para montarse el 4 de mayo, pero como es mi costumbre,  siempre llego con lo lo menos ocho o nueve días antes del montaje de un match de puños enguantados. Así lo hecho en casi 40 peleas mundiales.

 Es con la finalidad de estar al tanto, con suficiente te tiempo de antelación, de todo el proceso que marca la parafernalia de un combate mundial y de esa manera no perderme ni un detalle.

 Primer paso: Al llegar al Aeropuerto Internacional Mccarran, la madrugada del sábado,  el primer paso fue tomar un taxi que me llevara al hotel donde tenía mi reserva.

No hubo ningún problema porque allí estaba registrado para pernoctar por siete noches en la habitación 132 del Motel 6. Es el nombre de la instalación hotelera ubicada en la Tropicana Av, la principal avenida de Las Vegas.

Muy exhausto, tras ocho horas de vuelo (unas dos horas y algunos minutos de Santo Domingo a Miami, escala), y otras casi seis horas para arribar a Las Vegas.

 Segundo paso: Salir del hotel, a las 9:00 AM (hora de Las Vegas, 12 del mediodía, tiempo de República Dominicana). Buscar mi desayuno -¿desayunar a las 12 del día?- e ir a la oficina donde entregan las credenciales a los periodistas. continuaré en la segunda entrega.

Centinue Reading
Publicidad