Cennect with us

Opiniones

Lamentable: Santo Domingo es una ciudad desordenada

Publicado

en

POR CARLOS NINA GOMEZ.- 

Soy un ciudadano (nacido en el viejo barrio San Carlos) romántico, que ama y venera  la capital de República Dominicana.

Disfruto transitar -casi siempre en la comodidad de mi auto- por sus calles y avenidas. Pero, muchas de las calles y avenidas son intransitables. Están llenas de basura y constituyen un total caos.

 Por todos los problemas que marcan a la Ciudad Primada de América, especialmente por las deterioradas calles de los marginados barrios (Villa Francisca, Cristo Rey, San Carlos, Villa Juana, Villa Consuelo, San Lázaro…) es correcto el título de este artículo: Santo Domingo, una ciudad desordenada. ¡Y además sucia!

 La alcaldía del Distrito Nacional ha puesto atención en  las principales  avenidas capitalinas: Abraham Lincoln, Winston Churchill, Lope de Vega, Tiradentes, Gustavo Mejía Ricart, George Washington, 27 de Febrero. Esas venidas lucen limpias y bien cuidadas.

 Esas vías apenas forman parte de la capital, pero los barrios de la parte alta también pertenecen a la gran metrópolis.

  Aquí algunos de los graves problemas que las autoridades locales, principalmente las del Ayuntamiento del Distrito Nacional, están en la obligación de buscarles urgentes soluciones:

1.- Resolver, sin más dilación, el problema de la basura que sigue arropando sectores capitalinos.

2.- La rotulación de las calles. Más del 50% por ciento de las calles no están rotuladas. Cuando usted busca una dirección se le hace «cuesta arriba» encontrarla. Debe preguntar y preguntar para lograr su propósito.

3.- Otro alto por ciento de las casas, en sus frentes, no están numeradas. Muchas veces cuando tienen números están «alocados». Es un viejo problema que no acaban de solucionarlo.

  4.-La alcaldía, aunque prácticamente es un trabajo que lo viene realizando el Ministerio de Obras Públicas, debe hacer un esfuerzo, poner en ejecución un efectivo programa para arreglar las calles, muchas de las cuales se han convertido en cráteres.

 5.-Que el alcalde David Collado cumpla su palabra de que (¡por fin!) solucionará el caos que constituye el arrabal de la Duarte con París el que he bautizado como «La vergüenza nacional»

 6.- La semaforización es otro grave problema. Muchos de los semáforos de la capital no funcionan y, además, hay esquinas importantes, donde transitan miles de vehículos, pero no hay semáforos lo que ocasiona los traumáticos tapones.

 Los citados problemas, y muchos otros que no menciono por falta de espacio, justifican proclamar que Santo Domingo ¡es una ciudad desordenada!  

Centinue Reading
Publicidad