Embajada de la República Dominicana en Honduras celebra la dominicanidad

TEGUCIGALPA, Honduras.- El embajador de la República Dominicana en Honduras, Marino Berigüete, su esposa María Esther, y su Misión Diplomática celebraron la fiesta nacional con altos funcionarios de gobierno, cuerpo diplomático, alto mando militar, líderes políticos y empresariales, colonia dominicana y medios de comunicación.

Tras ingresar los pabellones nacionales y entonar los himnos, monseñor Novatus Rugambwa, decano del cuerpo diplomático y embajador de la Santa Sede ofreció la bendición, seguida del saludo de la vice presidente María Antonia Rivera en representación del presidente Juan Orlando Hernández:  “Ambos países debemos transformar la región en un centro logístico que facilite la movilidad comercial de personas y nos unifique como una sola plataforma de oportunidades”.

Participantes en la fiesta con motivo de la independencia nacional celebrada por la embajada dominicana en Honduras.

En su discurso, Berigüete expresó que “los dominicanos somos hoy herederos de los sacrificios que asumieron los fundadores de la República, gestores de una nación libre, independiente y soberana” en la que hoy prima “el diálogo y la mediación como herramienta de una diplomacia moderna”.

El diplomatico resaltó que “República Dominicana se ha convertido en la nación estrella por el clima de inversión, el respeto a sus leyes y a las demás naciones, su inversión social y sobre todo por su gente”.

En Honduras la agenda 2019-2020 incluye actividades “que sirvan de desarrollo e intercambio para ambos pueblos”.

La agenda en Honduras para las efemérides patrias abarcó la donación de uniformes al jardín de niños República Dominicana en Aguas Blancas, Talanga, encuentro con estudiantes dominicanos de la universidad del Zamorano, proyección del film dominicano “Qué León” y ofrenda floral en la Plaza Juan Pablo Duarte, culminando con la celebración en Tegucigalpa.