COPPPAL dice en 2018 hubo incertidumbre y retroceso institucional en América Latina

La Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (COPPPAL) declaó que el 2018 fue un año de incertidumbre y retrocesos en los ámbitos de la institucionalidad democrática, violación de derechos humanos e integración regional.

El presidente del COPPPAL, Manolo Pichardo, resalta que nuevamente quienes lideran el crecimiento económico regional son países  cuyos gobiernos asumen políticas progresistas como es el caso de República Dominicana y Bolivia.

‘‘Este decrecimiento económico que ronda el -4% ha producido que las tasas de pobreza y pobreza extrema se incrementen, quedando evidenciado que los sectores conservadores junto a las fuerzas foráneas que orquestaron estos eventos violentos han sumergido al país centroamericano en una crisis económica que desmonta las conquistas sociales alcanzadas en los años de  gobierno del Frente Sandinista’’, expresa Pichardo en un documento enviado a los medios de comunicación.

Indica que el desmonte de las conquistas sociales, que se fraguaron durante los gobiernos del PT, seguirá tras la asunción al poder de Bolsonaro quién junto a su equipo económico, liderado por Paulo Guedes, economista liberal salido de la Universidad de Chicago, que asumirá el ministerio de Economía, prepara un paquete de medidas económicas amparadas en la privatización de empresas estatales.

“El propio Bolsonaro ha indicado que las primeras opciones a privatizar son las que poseen mayores niveles de subsidios, es decir, las empresas estatales que más inciden en la mayoría de la población”, indicó.

En otra parte, la COPPPAL  mostró su preocupación por el retroceso en materia de Derechos Humanos e Institucionalidad Democrática que está viviendo Brasil donde la justicia comprometida con intereses ajenos a la voluntad popular encarcelo sin sustento jurídico a Lula da Silva, líder del Partido de los Trabajadores y quien se perfilaba para ganar las elecciones del país suramericano.

Dijo ademas que la postulación del juez Moro como ministro de justicia en Brasil es un claro indicador de que los sectores que desprecian a América Latina tenían el interés de que Lula no llegara a la presidencia de Brasil.

También ve con preocupación que actores que anteriormente militaron a favor de las causas progresistas hoy velen por intereses ajenos a América Latina y el Caribe.

‘‘Esto es lo que ha sucedido con el excanciller uruguayo y actual secretario general de la Organización Estados Americanos (OEA), Luis Almagro,  cuyas actuaciones se han distanciado de los intereses latinoamericanistas, asumiendo la agenda diseñada por el país del norte para recuperar lo que entienden es su patio trasero y por ello es que quienes proponen su repostulación son los mismos que históricamente se han engullido las riquezas del Continente’’,  indica el comunicado firmado por el presidente de la Confederación de Partidos Políticos de America Latina y el Caribe.

En otro orden, mostró su preocupación por el retroceso en materia de Derechos Humanos e Institucionalidad Democrática que está viviendo la región tal es el caso del apresamiento político de Lula da Silva en Brasil y Jorge Glas en ecuador, asi como la persecucion politica en contra de los expresidentes Cristina Fernández y Rafael Correa de Argentina y Ecuador respectivamente.

‘‘La Conferencia lamenta que Lula quien saco a mas de cuarenta millones de personas de la pobreza este corra la misma suerte de la activista argentina Milagro Sala quien lleva tres años como presa política’’, dijo Pichardo, presidente de la entidad.

La agrupación de partidos resaltó como un hecho importante la caravana de inmigrantes que recorrió varios países centroamericanos hasta llegar a Estados Unidos, señalando que  este hecho es producto del deterioro institucional que ha devenido desde el golpe de Estado al expresidente Manuel Zelaya y que se ha acrecentado con el golpe electoral ejecutado por el actual presidente hondureño.

En el referido documento el organismo advierte que esta crisis de institucionalidad que vive el pueblo hondureño ha aumentado el estado de inseguridad y ralentizado la economía razón por la cual los hondureños se ven obligados optar por la migración en busca de mejorar sus condiciones materiales.

El presidente de la entidad regional también indicó que el estancamiento y retroceso de los procesos de integración son grandes desafíos que le esperan a la región para el año venidero.

‘‘Urge que caminemos hacia la consolidación de la integración comunitaria, como paso necesario para construir la patria grande, que trabajemos sin descanso en el fortalecimiento de estos organismos para que se mantengan como instrumentos de defensa de los intereses latinoamericanos’’, afirmó Pichardo, quien también fue presidente del Parlamento Centroamericano (Parlacen).

“En el 2019 nos esperan los retos y desafíos que se desprenden de los cambios inusitados que se producen en la sociedad global a que asistimos y junto a los partidos miembros de nuestra entidad, continuaremos enfrentándolos”, concluyó.