Montás afirma globalización ha favorecida a República Dominicana

San Pedro de Macorís.-  La globalización ha beneficiado a República Dominicana en términos económicos y de intercambio comercial con el resto del mundo, destacándose que entre 1190 y 2017 el país creció a una tasa promedio anual de 4.9%, mientras que América Latina y el resto del Caribe creció tan solo 2.8% promedio anual.

Así lo sostiene  el ingeniero Temístocles Montás en la conferencia “Globalización y Estrategia Nacional de Desarrollo: los desafíos de la República Dominicana” que bajo los auspicios del Colegio de Economistas dictó la noche del jueves en los salones del ayuntamiento de San Pedro de Macorís, actividad en la que se concentraron cientos de profesionales y jóvenes de esta ciudad.

Previo a la conferencia, Alejandro de Jesús, presidente del Colegio de Economistas de República Dominicana, juramentó a los integrantes de la filial de esa institución en San Pedro de Macorís, encabezada por Jaime Appleton Hamlet.

En la actividad estuvieron presentes Inocencio Garcia, quien introdujo la conferencia del dirigente peledeísta;  Pablo Cavallo, José Yara, Milcíades Mejía, Severino Castro, Melvin Guerrero, Felipe Rosa, todos dirigentes del proyecto presidencial del ingeniero Juan Temístocles Montás. También, Belkis Espinosa, Isidra León y Arcenia Carmona, miembros del Colegio de Economistas de San Pedro de Macorís.

Al definir la globalización, el dirigente político expresó que se trata de un proceso que alude a la mayor libertad en la circulación de bienes, servicios y capitales.

En su exposición, el ingeniero Montás destacó que inmersa en la globalización, la República Dominicana creció entre 1990 y 2017 a una tasa promedio anual de 4.9%, mientras que América Latina y el Caribe solo creció 2.8% promedio anual.

Significó que las exportaciones de bienes y servicios del país pasaron de 14.6% en 1980 a 25.2% en 2017 como porcentaje del Producto Interno Bruto (PBI) mundial.

Igualmente, el alto dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y aspirante presidencial dijo que el stock de Inversión Extranjera Directa como porcentaje del PIB mundial pasó de 2.8% en 1980 a 48.7% en 2017, mientras que el stock de migrantes como porcentaje de población se movió de 2.4 en 1980 a 7.9 en 2017.

Expresiones de la globalización en República Dominicana:

Expuso que la globalización es un proceso alimentado por  “el aumento de los flujos transfronterizos de bienes, servicios, dinero, personas, información y cultura.

“Tendencia de los mercados a extenderse, alcanzando una dimensión mundial que sobrepasa las fronteras nacionales”, puntualizó el alto dirigente del PLD.

Tras hacer un amplio recorrido por la globalización desde su nacimiento en 1860 hasta la post globalización a partir de 2008, Montás analizó sus diferentes etapas y su supremacía en un contexto de economía de libre mercado.

Al final reseñó el proceso de diseño y contenido de la Estrategia Nacional de Desarrollo aprobada en 2012 y que perfila para el 2030 que “República Dominicana es un país próspero, donde las personas viven dignamente, apegadas a valores éticos y en el marco de una democracia participativa que garantiza el Estado social y democrático de derecho y promueve la equidad, la igualdad de oportunidades, la justicia social, que gestiona y aprovecha sus recursos para desarrollarse de forma innovadora, sostenible y territorialmente equilibrada e integrada y se inserta competitivamente en la economía global”.

Igualmente, expuso sus ejes fundamentales, que refieren a  “un Estado social y democrático de derecho, con instituciones que actúan con ética, transparencia y  eficacia al servicio de una sociedad responsable y participativa, que garantiza la seguridad y promueve la equidad, la gobernabilidad, la convivencia pacífica y el desarrollo nacional y local.”

El segundo eje espera llegar a que República Dominicana sea “una sociedad con igualdad de derechos y oportunidades, en la que toda la población tiene garantizada educación, salud, vivienda digna y servicios básicos de calidad, y que promueve la reducción progresiva de la pobreza y la desigualdad social y territorial.”

El tercero postula conseguir “una economía territorial y sectorialmente integrada, innovadora, diversificada, plural, orientada a la calidad y ambientalmente sostenible, que crea y desconcentra la riqueza, genera crecimiento alto y sostenido con equidad y empleo digno, y que aprovecha y potencia las oportunidades del mercado local y se inserta de forma competitiva en la economía global”.

Mientras que el cuarto desea lograr “una sociedad con cultura de producción y consumo sostenibles, que gestiona con equidad y eficacia los riesgos y la protección del medio ambiente y los recursos naturales y promueve una adecuada adaptación al cambio climático.”

De estos ejes, señaló Montás, se derivan objetivos y acciones tendentes a conseguir que la dominicana sea una economía articulada, innovadora y ambientalmente sostenible, con una estructura productiva que genera crecimiento alto y sostenido, con trabajo digno, que se inserta de forma competitiva en la economía global.

Igualmente, con energía confiable, eficiente y ambientalmente sostenible, a la par que el país sea competitivo e innovador en un ambiente favorable a la cooperación y la responsabilidad social.

Indicó que se espera, además, que genere empleos  suficientes y dignos, en un contexto de una estructura productiva sectorial y territorialmente articulada, integrada competitivamente a la economía global y que aprovecha las oportunidades del mercado local.

Montás destacó que el cuarto eje se sustenta en los objetivos de lograr un manejo sostenible del medio ambiente, eficaz gestión de riesgo para minimizar pérdidas humanas, económicas y ambientales, así como una adecuada adaptación al cambio climático.