Periodismo  de RD, ¿está en una encrucijada? (2 de 3)

POR CARLOS NINA GOMEZ.-

El Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), y esta advertencia está certificada en mi más reciente libro titulado Periodismo…cuando la verdad no sea distorsionada, está en la obligación de jugar un papel más activo.

 Un rol que vaya acorde con los nuevos tiempos.  Porque el ejercicio del periodismo en República Dominicana tiene que ir de la mano con el  “imparable” avance que  marcan la tecnología y el desarrollo científico que se observa en el sistema de la computación.

 En la primera entrega de este trabajo expongo que los periódicos impresos están perdiendo preeminencia a nivel global.

Este fenómeno se debe a que el diarismo digital,  por su inmediatez noticiosa, avanza vertiginosamente. Cada día gana más lectores y credibilidad.

Aunque no creo, por lo menos en corto tiempo, que los periódicos impresos vayan a desaparecer, sí hay que aceptar que están perdiendo espacio en el panorama de lectoría.

 La directiva del CDP debe por lo menos organizar talleres, conferencias y seminarios, con la participación de reputados periodistas y catedráticos extranjeros, con el propósito de analizar esta cruda realidad. Es una forma de educar a sus miembros.

 Además, poner estricta vigilancia sobre el trabajo que realizan los periodistas criollos, en todas las áreas.

El CDP tiene que ser más celoso en lo que concierne al ejercicio del periodismo profesional. ¡Y no dejar -nunca- que caiga al piso la bandera de los principios y la ética!

 Debemos estar conscientes que la sociedad dominicana es exigente.  Más exigente incluso con lo  que deben realizar, en favor de la decencia, de la pulcritud y la democracia, los medios de comunicación.

 Otro aspecto: ¿Cómo funcionan los periodistas de ahora, los más jóvenes? Interesante pregunta la cual debo responder sin ambages

 Se “filtra” mucha ineficiencia.  Especialmente en reporteros que trabajan para noticiarios de televisión.

 Esa negativa práctica también se nota en periodistas que laboran para periódicos (impresos y digitales).

Hace falta que los periodistas de esta generación se conciencien y entiendan que, por estar el periodismo local en una “peligrosa encrucijada”, se necesita  que el segmento que conforman redactores y reporteros noveles desarrollen su labor en función del más alto criterio de profesionalidad.

 Pero además, que “afinen” su calidad…que no sean mecánicos ni artesanos de la comunicación al momento de redactar una crónica, reportaje o análisis. Que aplique