Cennect with us

ARTE Y ESPECTACULOS

Mi visión sobre los Premios Soberano 2018

Publicado

en

Por Nelson Muñoz Jr.- 

SANTO DOMINGO.- El show salió con una buena proyección, fue buen trabajo. Y se logró levantar los soberanos. Casi se cumplió el tiempo estipulado. Real y objetivamente, ya tenemos otra opción de productor para los premios. Pero, que tanto puso el productor y que tanto se dejó implantar; pues Guillermo Cordero compuso la parte artística casi en su totalidad y Cesarito la parte de los internacionales.
El libreto tuvo aciertos y momentos que por poco se descalabra pero se sostuvo. Los conductores muy en su punto exacto.
En la transmisión, la dirección de televisión, sonido y luces, siempre hacen sus baches más notables. Pero detrás se sentía una admosfera desordenada, por lo que pude notar a modo de olfato.
Además vi que el libreto se desbalanceo en medio del mismo desarrollo, Lo que salió al aire dejo una largas parte de entrega de premios y un cúmulo de musicales para la segunda hora, también momentos que debían estar unidos o uno a consecuencia del otro estaban dispersos.
Por ejemplo abordar el tema de la mujer por David Ortiz que no se entendió como se enlazaba con la categoría que seguía y más adelante por Nashla un discurso algo largo y difuso nos tomó tiempo entender que estaba pasando.
El doblaje del 100% de los musicales es un atraso para el evento, le resta valor artístico. Una falta de conceptos musicales diferentes (bachata ausente por ejemplo). Cosas traídas por los pelos: el vtr que presenta el cine, Yuri haciendo Homenaje a José Jose, la presentación grabada en celular por Cardy B, el monólogo de David Ortiz, Guillermo Cordero presentando especial a Cecilia, que hablo más de el con ella que de la carrera de ella, y ella entonces lo corrige luego, que luego se dijo lo mismo en el VTR.
Además le hacen un vtr a Daddy Yankee para entregarle un premio altruista y a Ulloa y a Domingo Bautista no se presenta sus trayectorias, cuando están otorgándoles  premios al mérito. El segmento de los difuntos hermoso visualmente pero no los destacó. Los musicales fueron vistosos pero ninguno memorable que hagan a la gente seguir hablando de ellos como segmentos recordados, pocas sorpresas en general, muchos elementos pero poca espectacularidad. Línea gráfica muy por debajo. La ceremonia cautivó por la espectativa de cómo lo haría el nuevo productor Alberto Zayas, hacia afuera pasó la prueba con buenas notas pero uno como productor debe analizar que puede impactar y que puede pasar como aceptable pero sin dejar una huella perdurable.
Hay que destacar que la escenografía fue excelente, los presentadores igualmente excelentes, guión bien logrado, el tiempo se logró manejar, los entregadores estuvieron la mayoría bien, los premios con pocas quejas, buen manejo de la estética, además que fue fluido, orgánico y moderno.
Esos son los puntos a favor. Espero que los raiting los favorezcan en pos de que el premio siga en pie, pues dos años atrás quedaron muy mal parados. Yo felicitaría al equipo que lo hizo por qué es prueba superada.  Ahora a buscar la nota de llegar a ser sobresaliente! A mí me gustó! Este análisis lo hago de manera objetiva, ya que he visto al menos 20 años de premios y he trabajado con 4 de sus productores y en 9 ceremonias, siendo este uno de los pocos años que busque ser solo espectador.
Centinue Reading
Publicidad