Cennect with us

Opiniones

Jesús Feris Iglesias

Publicado

en

Por Guillermo Caram.-

Precipitado por instancias familiares, petromacorisanas y ascendentes libaneses, reunimos al aspirante a presidencia del PRM con reformistas que procuramos estructurar una plataforma opositora firme, contundente y sistemática.
Resultó grata la reunión.
Coincidimos que impera desorden en diversas manifestaciones de la vida nacional expresado obviamente en los partidos; y en la necesidad de imponer institucionalidad en lo poco, en ellos cumpliendo sus estatutos, para tener fuerza moral para imponerlo en lo mucho: someter el país al imperio de la Constitución y las leyes.
Compartimos preocupaciones sobre ausencia de oposición partidaria aun existiendo oposición social y en la necesidad de estructurarla con participación de organizaciones funcionales, barriales y sectoriales, para compensar el secuestro gubernamental de partidos; y la vulnerabilidad de opositores renuentes a transformaciones que son tales en la medida que mantienen malquerencias con oficialismo.
Reconocimos complicidades de sectores fácticos movidos por intereses particulares, temores, falta de visión y espíritu dominicanista, contribuyendo a nuestra degradación; siendo necesario encararlos mediante estructuración de proyectos alternos, convincentes y viables, de gobernación.
Coincidimos que el control hegemónico que hoy ejerce el PLD, es posible, aunque no parezca probable, que se desvanezca precipitado por coyunturas sociales nacionales y económicas internacionales. Y por confrontaciones en PLD, consolidación del PRM, independización anunciada del PRD y línea propia en PRSC; posibilitando múltiples opciones presidenciales.
Valoramos su decisión de incursión política activa procediendo de pediatría social vía infectología preventiva. Refuerza tendencias de profesionales a política, menos expuestos que políticos procedentes de negocios al tomar decisiones por intereses particulares en lugar del interés común, y más proclives a comisión de dolos.
Celebramos la disposición de opciones políticas de quienes no tienen asuntos pendientes con la justicia.
Nos esperanzamos en el surgimiento de candidaturas partidarias al margen de tendencias sectarias que arriesgan el pluralismo interno. Con equidistancia suficiente para equilibrarlas.
Analizamos que el no formar parte de pactos aposentarios para controlar el partido, no significa rechazo de pactantes. Y que ningún político avezado puede oponerse a renovaciones que armonicen experiencia con juventud, equidad de género demandada y simpatías de ambos postulantes.
Nos sentimos apenados de no ser perremeístas para votar por él. Nos consoló la despedida. Nos pusimos a sus órdenes ante su triunfo. Ante su respuesta que si así no fuera se convertiría en un militante ético de la política, ofrecimosle nuestro espacio a lo que respondió: “Invítenme otra vez”.
Hace 41 años un pediatra petromacorisano de origen libanés, Emil Kasse-Acta, nos calificó en colaboración para El Nacional como “un joven con proyección”. Hoy la antorcha pasa a manos de otro pediatra petromacorisano de origen libanés para proyectar un político compatible con reclamos de circunstancias presentes.

Ingeniero de profesión, economista de ocupación, político por vocación y autobligación.

Centinue Reading
Publicidad