Cennect with us

Opiniones

A rajatabla: Dominicanos por siempre

Publicado

en

Estos son días de orgullo y fervor patriótico, porque hoy se festeja el cumpleaños de Matías Ramón Mella, el martes el 174 aniversario de la separación de Haití y de la fundación de la República, como culminación del Mes de la Patria, que inició el 26 de enero, con la celebración del natalicio de Juan Pablo Duarte, Padre de la Patria.

El presidente Danilo Medina presentará ante la Asamblea Nacional su discurso de rendición de cuentas sobre el desempeño de su Gobierno en 2017, y desde ya afloran las especulaciones sobre el contenido de esa pieza, que sería glosario de logros atribuidos a su gestión, así como anuncios sobre buenas nuevas.

La empresa separatista tuvo su acierto, en la creación de la sociedad La Trinitaria, y en la correcta táctica política y militar de Duarte de respaldar en Haití al movimiento La Reforma, de Charles Herard, que procuraba derrocar la dictadura de Boyer, que llevaba 25 años en el Poder.

Fue Mella quien logró, por encomienda de Duarte, un acuerdo político entre los trinitarios y el movimiento La Reforma, que permitió el derrocamiento de Boyer y viabilizó el proyecto independentista.

Al conmemorarse el 202 aniversario del nacimiento de Mella y el 174 de la Independencia Nacional, es preciso advertir que sobre la patria se ciernen nubarrones que amenazan a su gentilicio, a su territorio y a sus símbolos más acendrados.

Lo primero que debería subrayarse es que 42 años antes del trabucazo de Mella Haití había proclamado su emancipación de los esclavistas franceses y de que esa parte de la isla fue la más próspera posesión europea en América.

Después de 174 años de la fundación del Estado dominicano, Haití se erige como la nación más pobre del continente, con sus instituciones inhábiles, su economía destruida y abandonado por la comunidad internacional.

República Dominicana, en cambio, que en 1961 su Producto Interno Bruto era de menos de tres mil millones de dólares, hoy supera los 75 mil millones, con una economía que genera ingresos por más de 26 mil millones de dólares al año y suple el 85% de los alimentos de origen agropecuario que consume la población.

El territorio dominicano dispone de moderna infraestructura vial, de muchos reservorios de agua, canales de riesgo, servicio eléctrico y su mayor parte arborizada, además de instituciones jurídico políticas sólidas y funcionales.

Para las grandes metrópolis, el camino escogido es el de unificación de la isla por vía de inmigración descontrolada, o compartir miseria, en vez de ayudar a Haití a reencontrar su destino por vía de la asistencia y cooperación internacional.

Lo dominicanos debemos defender los legados de independencia, soberanía, así como la promoción de nuestro idioma, cultura y tradiciones y demás valores.

Orión Mejía es periodista, abogado, escritor, analista político y productor de los programas "Tiempo Medido" y "A Rajatabla"

Centinue Reading
Publicidad