Cennect with us

Opiniones

El periodismo de RD  tiene que estar en  la cima

Publicado

en

POR CARLOS NINA GOMEZ (carlosninagomez@yahoo.com).-

(1 de 2)    

A propósito de ser electa -el pasado viernes- una nueva directiva del Colegio Dominicano de Periodistas, permítame reforzar mi criterio sobre el ejercicio del periodismo en República Dominicana.

Es de obligación  trabajar el periodismo de manera clara, sin que sus trabajadores tengan que «prestar o alquilar» su pensamiento. La pusilanimidad no debe ser parte de la historia del periodismo nacional.  Por consenso, un selecto grupo de miembros de la prensa local está conteste en que nuestro periodismo debe revisar algunos de sus procederes.

Muchos  colegas actúan en violación a la normativa profesional y los principios…no sé si trabajan de esa manera porque  el escepticismo y el miedo los atrapan. O quizás  porque  no se atreven a emitir -de manera pública- sus consideraciones en función de los principios y la indispensable ética.

 Trabajar con buena  actitud y aptitud es de sabios, de gente talentosa. Con esa fusión, no hay forma  de fracasar en lo que te propones. Es un criterio que -en estos tiempos nebulosos, marcados por un práctica política perversa y divorciada de los más sanos postulados de la democracia-  que debemos asimilar los periodistas dominicanos.

 Es una opinión que prima entre los hombres que buscan ver hechos realidad sus sueños y sus más ambiciosos proyectos.  En el tiempo y el espacio la prensa  dominicana ha logrado lauros aportados por sus más capacitados y míticos profesionales. Muchos de esos capacitados e impolutos hombres  del periodismo nacional ya no están con nosotros…¡pero de ellos queda su legado imborrable!

 En la actualidad contamos, ya he citado a varios, con estelares criollos que, por lo que exponen en los medios a los que les prestan sus servicios,  son sindicados como fieles abanderados del periodismo serio y responsable.

Ha quedado demostrado, en el marco del periodismo de estos tiempos, que muchos de sus miembros no han violentado sus principios ni la ética. ¡Qué felicidad!

Pero, ¿qué debemos hacer para que nuestro periodismo marche por un mejor sendero y con su accionar profesional pueda vencer -y darle el golpe más contundente- a quienes solo ejercen el oficio para sacarle  beneficio en el plano económico?

Hay periodistas dominicanos que registraron una historia profesional limpia, aunque fueron «tentados» por individuos que representan los intereses de la maldad y el engaño.

¡Es el sector más podrido, enquistado en la práctica de los  farsantes, que acogota al periodismo dominicano!

Centinue Reading
Publicidad