Cennect with us

Opiniones

El danilismo, las hormigas y las pisadas del elefante

Publicado

en

Por Pascual Ramírez.-

El danilismo tiene mucho que aprender de las hormigas, y se niega, tercamente, a tomar sus lecciones. Las hormigas calculan, desde su diminuta pequeñez, que no pueden desafiar a las pesadas pisadas del elefante, so pena de sucumbir.

De acuerdo al refranero popular, cuando pasa un elefante, las hormigas huyen o se echan a un lado, para evitar ser pisoteadas y aplastadas. En la vida política, hay quienes debieran pedir prestada la inteligencia de las hormigas, y saber, que desde la miniatura política no se puede enfrentar a un paquidermo, a un peso pesado del liderazgo político como el tres veces presidente de la República y presidente del Partido de la Liberación Dominicana, doctor Leonel Fernández.

Con el aval que le da su intelectualidad, y su gigantesca figura política frente a la cual los enanos solo pueden mirarle desde abajo, casi rozando el suelo, según todas las encuestas, Leonel Fernández se encamina con pasos firmes y seguros hacia una indiscutible victoria.

Ante  la realidad de ser sepultado por una avalancha de votos populares, lo mejor que puede hacer el danilismo es abandonar su revanchismo y dejarle el terreno franco a quien el pueblo y las bases peledeista ya validó de antemano, con las firmas de más de dos millones de dominicanos y dominicanas (a los que se les han añadido muchos miles más) que se volcarán en las urnas el 6 de octubre próximo y en consecuencia en las próximas elecciones de Mayo 2020.

El danilismo no puede andar de errores en errores. Si su gran error fue pretender modificar la Constitución a contracorriente del país, de la sociedad, de sus fuerzas vivas y de la opinión pública, no debería cometer el desliz de incurrir en otra equivocación mayor: apostar a un caballo cojo e incapaz de competir en una carrera donde su derrota ya se da por descontado.

La mayoría de los danilistas, primero que todo son peledeístas y no van a suicidarse electoralmente, ni van a sacrificar la obra y legado de Juan Bosch con un candidato políticamente anémico, sin conexión social ni partidaria, que ponga en riesgo el poder político y mande a las calles los escasos humildes peledeístas que hoy están en la administración pública. Hasta donde sabemos, los miembros del partido de Juan Bosch y la estrella amarilla, no tienen vocación suicida.

Los mismos danilistas de las bases están conscientes, y así lo hicieron saber en las encuestas del mismo grupo, de que no pueden poner su suerte ni su destino en candidatos coyunturales salcochados a toda prisa y sin ninguna convicción social, política o partidaria.

Que nadie sueñe que los votos de Danilo se transferirán automáticamente a su pupilo, pues la militancia del PLD no está compuesta por autómatas, ni “borregos” que obedecen ciegamente a la presión de un botón. Las bases peledeístas son talvez o sin el talvez, las bases partidaria de mayor formación política en el país., por lo que es poco probable que vendan la obra de Juan Bosch a un empresario.

Es más, hasta dudamos que Danilo Medina se exponga a una humillante derrota política, respaldando abiertamente a su delfín o participando directamente en manifestaciones de apoyo.

Sin Danilo en la boleta electoral, las fuerzas que los apoyaban están desmotivadas y desganadas, sin ninguna inspiración que las impulse a ‘inventar’ con un candidato improvisado. Por eso, ya muchos están en franca retirada, apeándose del  barco para no hundirse con él.

Nadie puede permitir que la ceguera política y la obstinación sean fuente de su perdición, sobre todo si se tiene un mínimo sentido de autoconservacion y sobrevivencia. La prudencia aconseja cautela y dejar caminos abiertos para el reencuentro, sin animosidades ni resentimientos.

No es lanzando salvas de fuego artificiales que se convierten en humo en el momento en que explosionan, tal como el anuncio de los 22 senadores y los 17 miembros del Comité Político,  en apoyo al candidato del danilismo derrotado,  que podrán parar la fuerza del pueblo que ha hecho suya la candidatura triunfante del Doctor Leonel Fernández.

La agrupación fundada por el profesor Juan Bosch y todo el pueblo que le sigue, ya decidió por conciencia y por principios que su candidato presidencial es Leonel. Y ojalá que aprendan de las hormigas.

 

Centinue Reading
Publicidad