El decisivo voto electoral dominicano en Nueva York

POR CARLOS NINA GOMEZ (carlosninagomez@yahoo.com).- 
(1 de 2)

NUEVA YORK, EE.UU.-  República Dominicana se apresta -para el fortalecimiento de su estable democracia- celebrar, en mayo de 2020, las elecciones generales mediante las cuales nacerá un nuevo mandatario que deberá tener una estancia en el Palacio Nacional de cuatro años (período 2020-2024).

Pero, en febrero de 2020 -si no ocurre ningún cambio en el Congreso Nacional-, deberán también realizarse las elecciones municipales.

Algunos dirigentes políticos buscan “madurar” una iniciativa congresual con el propósito de que se modifique el sistema electoral vigente y sean celebradas elecciones conjuntas (presidenciales, de senadores, diputados, alcaldes y regidores).

Una pregunta que creo interesante, y que debe ser respondidas por el liderazgo político: El voto de los dominicanos residentes en el extranjero -principalmente el que se depositará esta ciudad de Nueva York- ¿podría ser decisivo en la consulta electoral que se avecina?

Creo que la respuesta es sencilla…y que puede ser respondida -de forma acertada- por el dirigente político menos talentoso.

En la historia electoral política-electoral de República, concretamente después que en nuestro país se vive en democracia, a la dirigencia política dominicana ha tenido programas específicos para ganar el voto de los criollos residentes en el exterior.

Hace 12 días que me encuentro en esta ciudad. Sigo por estos predios newyorkinos tras terminar mi trabajo que consistió en cubrir una pelea del boxeo mundial celebrada el pasado sábado en el Madison Square Garden.

El martes conocí la siguiente información: “El Pleno de la Junta Central Electoral (JCE) aprobó en una sesión el reglamento para el voto del dominicano en el exterior y varias resoluciones sobre las primarias simultáneas y los procesos electorales de 2020”.

Pero, ¿en qué consiste el reglamento para el sufragio de los dominicanos que residen fuera de su lar nativo?

Es obvio que la cúpula de la JCE ofrezca la explicación de lugar, y que dé la debida orientación -lo más clara y específica posible- sobre su reglamento electoral. De esa manera podrá llevar conciencia total a los criollos que deben ejercer su derecho al voto.

Hasta el momento, por lo menos cuando se escribían estas líneas, un segmento de la diáspora dominicana en Nueva York no se notaba con mucho ánimo para participar en los comicios presidenciales de 2020.

Sin embargo, es seguro -lo percibo- que los criollos pronto dejarán ver su interés de participar en la consulta electoral que se avecina.