Cennect with us

Opiniones

¿Se atasca el periodismo que se ejerce en RD?

Publicado

en

POR  CARLOS NINA GOMEZ (carosninagomez@yahoo.com).- 

¿Qué nos puedes decir del periodismo que en la actualidad se ejerce en República Dominicana? ¿Va bien o va mal? Pero también, ¿crees que hay que darle paso al relevo -me refiero a la nueva generación del periodismo que hoy tenemos por estos predios locales- que aspira a jugar su rol, y hacerlo bien,  en los medios de comunicación de nuestro país?

 Las preguntas citadas, más o menos en el contexto que están formuladas, me las hizo la semana pasada el veterano e impoluto periodista Gustavo Olivo Peña, subdirector del prestigioso periódico digital Acento.com.do, en medio de una entrevista en la que participé con ocasión de la publicación  de mi más reciente libro titulado: Trump Vs Obama (¿Quién gana?).

Sobre el ejercicio el periodismo en nuestro país he escrito bastante. Pero donde más he acentuado mi criterio al respecto , está plasmado en una obra que publiqué en noviembre de 2017 y que lleva el siguiente título: Periodismo…cuando la verdad no sea distorsionada.

Pero hay que seguir escribiendo sobre el periodismo que se trabaja en República Dominicana y nunca vacilar en exponer, sin tapujos ni miedo, la realidad que hoy vive el noble oficio que tanto  resaltó (y respetó con estirpe vanguardista) Gabriel García Márquez, laureado periodista y escritor colombiano.

Hay que dar respuesta a la pregunta, que no la formuló mi amigo Gustavo Olivo Peña, que sirve de título al presente artículo. ¿Está atascado el periodismo dominicano? Aunque alguien piense que la respuesta parece «ambivalente»

Sí, porque a veces nuestros periodistas, quienes trabajan en el diarismo (el día a día), no ejercen su trabajo acorde con los nuevos tiempos. Y con el simplismo laboral pasar a ser «simples mecánicos del reporterismo».

Y no, porque en el agitado ejercicio profesional contamos con estelares periodistas -entre ellos jóvenes talentosos- dentro del marco de las dificultades y la complejidad que norman a la sociedad dominicana, realizan una eficiente labor…¡y rompen con la normativa mediocre, anacrónica y divorciada de los mejores parámetros profesionales!

Con ese efectivo ejercicio, nuestro periodismo ganará puntos, avanzará por el mejor camino que deben trillar todos los medios noticiosos locales con miras a que la ineptitud académica no tenga alta presencia en ningún órgano informativo.

Si trabajamos emulando a quienes nos dejaron un legado de pulcritud, decencia, responsabilidad profesional y sin violentar los principios ni la ética, el periodismo dominicano no estará (nunca) atascado.

Centinue Reading
Publicidad