Cennect with us

Opiniones

Logros alcanzados por la mujer en la sociedad dominicana, pero con grandes retos y desafíos por delante

Logros alcanzados por la mujer en la sociedad dominicana

Publicado

en

Por Elida Almonte.-

Este 8 de marzo celebramos el Día Internacional de la Mujer. La fecha es propicia para hacer un llamado al alma machista dominicana que no ha entendido que los problemas que afectan a las mujeres, afectan a toda la familia y por ende a toda nuestra sociedad.

La mujer dominicana, a pesar de haber sido discriminada hasta por nuestros historiadores, quienes no reconocen en sus textos la participación heroica de nuestras mujeres en los procesos de lucha por la independencia y la soberanía nacional, reservándonos solo papeles secundarios y poco relevantes en algunas páginas de la historia, hemos logrado alcanzar varias reivindicaciones sociales y avanzar a nivel político, social y empresarial.

Sin embargo, aún somos víctima de maltrato, discriminacion y muerte. Son alarmantes los niveles de feminicidios que estamos enfrentando, ante la mirada de un gobierno sordo, que se hace el ciego para no enfrentar su responsabilidad en resolver el problema.

Son muchos los desafíos que enfrentamos las mujeres, quienes a pesar de constituir más del 75 % de los graduados en las universidades, recibimos un salario laboral menor y un trato discriminatorio con relación a los hombres.

A esto agregamos el acoso sexual y las grandes demandas estéticas que cada día enfrenta la mujer, a punto de arriesgar y perder la vida en busca del prototipo de imagen que exige nuestra sociedad.

Ningun país puede hablar de crecimiento mientras mantiene a más de la mitad de su población oculta bajo el manto de la discriminación sexista. Ninguna razón cultural, ni religiosa ni de ningún otro tipo, puede justificar la desigualdad de género ni la violencia contra las mujeres. Asimismo, la prohibición real de cualquier forma de discriminación es un requisito indispensable para la cohesión y el desarrollo de la sociedad dominicana.

Se acercan las elecciones

El 2020 será un año de grandes desafíos para las mujeres dominicanas, ya que constituimos más de la mitad del electorado y somos las que decidimos quiénes serán nuestros gobernantes.

Debemos retarnos a nosotras mismas y negarnos a seguir mirando como cada día la corrupcion y la impunidad nos cobra más vidas, nos roba el futuro de nuestros hijos y amenaza con despojarnos de nuestra soberanía.

Esta vez vamos a demostrar el poder de la mujer dándole a nuestro voto el valor patriótico que necesita el país, para rescatarlo del precipicio donde nos ha llevado el mal gobierno de Danilo Medina y el PLD.

Otro desafío es lograr que toda la población cobre conciencia de las causas y consecuencias de la violencia contra la mujer, que constituye la violación de los derechos humanos más extendida en el mundo, y que es el resultado de una organización social basada en la dominación masculina.

Ya sea física, sexual, psicológica o económica, la violencia contra la mujer no tiene fronteras de edad, ni de raza, ni de cultura, ni de nivel de riqueza. Ejercida en el seno de la familia o en la colectividad, y mucho menos, tolerada por el Estado.

En nuestro país, urge, por lo tanto, adoptar leyes específicas sobre la violencia contra las mujeres que incluyan la prevención, la protección de las víctimas, el enjuiciamiento de los agresores, la formación de profesionales en contacto con las víctimas, y la eliminación de los estereotipos de los programas escolares y de los manuales educativos y productos mediáticos.

El Estado debe implementar políticas públicas, dirigidas al desarrollo humano. Fomentar a través del Ministerio de Educación la equidad de género desde los inicios de la formación escolar, para elevar la calidad de consciencia de nuestros ciudadanos y así llevar a buen término las reivindicaciones en materia de igualdad de derechos y oportunidades de todos los dominicanos.

Para concluir, se hace necesario crear también, con la belleza de las palabras y su amargura, un espacio social desde el Ministerio de Cultura, donde las mujeres abusadas escriban. En efecto, hacer escribir a las mujeres es darles la posibilidad de expresar con palabras lo que viven todos los días, en los gestos de la vida cotidiana, en el alumbramiento de una nueva vida y en los colores que embellecen al mundo. Mujeres de paz, seres de vida. Debemos promover una cultura de paz, equidad, seguridad  y vida para nosotras, nuestras hijas y toda nuestra familia en general.

Dios te bendiga sublime mujer!

*La autora es comunitaria y dirigente del PRSC.

 

Centinue Reading
Publicidad