Quique Antún se reunió con dominicanos residentes en Nueva York y anunció propuestas de cambios

NUEVA YORK.- El ingeniero Federico Antún Batlle, presidente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), estuvo de visita en la ciudad, con el objetivo de propiciar un acercamiento con sus compatriotas residenciados aquí, al tiempo que dio a conocer una serie de propuestas de cambios sobre los que trabajará esa organización política para ganarse el apoyo de una parte importante de los ciudadanos dominicanos.

Antún Batlle afirmó que los dominicanos fuera de su tierra son “la segunda industria de mayor importancia en la economía de la República Dominicana, solo superada por el turismo”.

Puntualizó que los dominicanos en Ultramar aportaron en 2017, una cifra cercana a los 5,912 MM de dólares, es decir sólo US$1,263 MM menos que el sector turismo al que se le dan todos los incentivos.

El líder reformista (centro) con parte de los participantes en uno de los encuentros celebrados en Nueva York.

El líder reformista encabezó dos reuniones de singular importancia: La primera, con la organización Agenda Dominicana, en un conversatorio donde expuso algunas apreciaciones sobre la política reciente en República Dominicana  y la otra, una Rueda de Prensa donde dio a conocer los temas que incorporarían a su posible “Plan de Gobierno”, según señaló, y que contemplan mejoras en la relación de los dominicanos en ultramar con su patria y reconocen el peso del aporte económico que estos generan anualmente.

En el conversatorio con Agenda Dominicana, Quique Antún fue presentado por el Secretario de Ultramar del PRSC, Germán Ramírez, quien narró cómo sus primeros pasos en la política fueron refrendados por Antún, quien para entonces era el Secretario Político del partido.

Asimismo, aportó datos sobre diversos aspectos de la vida del máximo representante de la democracia cristiana en República Dominicana, antes de darle la palabra.

En su interacción con los presentes, el ingeniero Antún Batlle sostuvo que en la República Dominicana “es necesario realizar un cambio profundo de modelo económico. Dejar atrás el clientelismo que ha generado la concentración de las riquezas en un grupo reducido de personas mientras se expande la pobreza”.

A solicitud del auditorio, se abordaron temas como las demandas de los dominicanos en seguridad personal, salud y educación.

Por otra parte,  dijo que una de las necesidades perentorias de la isla es restablecer el orden, pues “para que funcione la democracia debe existir disciplina y orden, sin atropellos”.

Durante el encuentro con los medios, celebrado al día siguiente, el líder de los reformistas diseccionó seis temas relevantes en la búqueda de optimizar y hacer más justas las relaciones de los dominicanos con su país:

1.-Modificar la Ley 168-167 sobre beneficios de importación de vehículos exonerados para los dominicanos que viven en el exterior. Explicó que esa legislación está obsoleta, pues se promulgó hace 51 años “y ya no sirve para devolver parte de lo mucho que aportan los dominicanos de ultramar. Queremos escuchar de ustedes qué debemos quitar y agregar a esa ley”.

2.-Reducir las altas tarifas consulares, porque, sostuvo, los consulados se han convertido en entidades fiscalistas, que a través de exorbitantes tarifas menguan los ingresos que a fuerza de trabajo obtienen los dominicanos en el exterior y muchos de esos servicios deberían ser gratuitos, como en otros países.

3.-Devolver parte de los impuestos recaudados, en oportunidades de estudio para dominicanos en el exterior y sus hijos. “Es tiempo de que el Estado le retribuya a los dominicanos en ultramar parte de lo mucho que que aportan”, enfatizó.

4.-Propiciar atención médica a los dominicanos en ultramar cuando visiten su patria. En este sentido dijo que se podría establecer una negociación con el gobierno de los EEUU para que cuando los nacionales visiten su tierra estén cubiertos por el medicare.

5.-Crear un fondo especializado para impulsar la inversión y la productividad desde el gobierno y a través del Banco Central, explicó, usando para ello el 1% de las remesas recibidas cada año. Para ello se redactaría una Ley de Incentivo a la inversión y a la productividad con recursos creados mediante la misma ley.

6.-Extender estos y otros temas para contribuir a mejorar la calidad de vida de nuestros compatriotas en el exterior y en especial revisar y actualizar todas las leyes relacionadas con los dominicanos en ultramar, para adecuarlas a la nueva realidad de trasnacionalizacion y globalización que vive el mundo actual.

“Nuestro partido se propone crear la mesa de diálogo permanente de los dominicanos en ultramar, para recoger sus inquietudes y plasmarlas en proyectos de leyes que sean sometidas de inmediato por nuestro bloque de mediadores en la cámara de diputados. Estamos al lado de sus anhelos y sueños y comprometidos a trabajar juntos para hacer posible que logren un mejor nivel de vida y favorezcan el progreso de nuestro país” Concluyó Antún.