Cennect with us

Opiniones

Como me gustaría ser recordada

Publicado

en

Por Elena Díaz (Charito).- 

Desde que tuve la dicha de cumplir medio siglo de vida en el 2011, ha sido costumbre que haga una publicación, cada 18 agosto día de mi cumpleaños, agradeciendo, en primer lugar, a mi padre Dios Todopoderoso por arribar,  en esta ocasión a cincuentisiete años, a veces creo que pasaron demasiado rápido.

Todos vamos a ser recordados de acuerdo a como hemos vivido  y esta semana he estado pensando mucho en ésta pregunta ¿Cómo quiero ser recordada cuando no este?, especialmente por mis hijos, mi familia,  mi comunidad y por muchas personas incluyéndote a ti que estás leyendo este artículo.

La respuesta es que me gustaría ser recordada como una mujer de fe, que la ponía en práctica,  sincera, competente, honesta, sencilla, amiga de sus amigos, que luchaba por sus sueños, que irradiaba positividad, esperanza y paz, querida siempre por los míos.

Sencillamente me gustaría que mis hijos, mis familia contaran mi historia a sus sucesores, que no me recordaran solamente cuando vayan a llevar flores al cementerio a ver mi tumba, me gustaría que me recordaran por los momentos felices y memorables que disfrutamos y que al decir mi nombre lo dijeran con una gran sonrisa en su rostro.

Que recordaran aquel memorable fin de semana en Jarabacoa, que recordaran los cumpleaños y reuniones festivas en nuestro hogar, las situaciones que juntos pudimos resolver, que siempre estaba acompañándolos en todo acontecimiento, que la unión y fortalecimiento familiar era un credo. Eso me gustaría.  sencillamente que me recordaran… Y que nunca se entristecieran por el simple hecho de no poder formar unos nuevos recuerdos, porque al fin y al cabo, los que construimos juntos, fueron maravillosos.

También, he estado pensando mucho en lo que significa dejar un legado, es algo especial,  significativo,  positivo,  para recordar, es lo que permitirá sentirme realizada, el tener una visión conectada a la eternidad que Dios ha puesto en mi corazón. El experto en liderazgo John C. Maxwell citó: “cualquiera puede dejar una herencia y la herencia es algo que le damos a nuestros seres amados y esta se desvanece al utilizarse, pero que el legado es algo que tú dejas y se mantiene aun después de que mueres”.

Entendí que debo esforzarme por ser mejor cada día, usar esos talentos que Dios me ha regalado, convertirlos en fortalezas para edificar vidas  y sobre todo amar a la gente, viviendo la vida a la cual Dios nos llama, para que pueda convertirme en esa gran persona, que pueda ser recordada por mis seres queridos. Aún me queda mucho por aprender, me queda mucha vida por delante.

Como cada año tendré el enorme privilegio de celebrar agradeciendo a Dios Padre Todopoderoso, su amor incondicional y maravilloso, recordando las misericordias y bondades de Dios para conmigo, en nuestra parroquia Santa Cecilia, para recibir su presencia ahí en la eucaristía donde está la mayor prueba de que vives. Gracias Dios mío

Agosto 18 del 2018.-

 

Centinue Reading
Publicidad