Ricardo Espaillat dice gobierno está obligado a vigilar permanentemente la frontera

El precandidato presidencial por el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Ricardo Espaillat, declaró hoy que la pobreza extrema y el caos en Haití es constante, motivo por el que el gobierno dominicano “está en la obligación de mantenerse vigilando permanentemente las fronteras entre ambas naciones”.

Espaillat indicó que el contrabando y la inmigración ilegal a través de la frontera es una realidad que afecta no solo a la economía, sino además la educación y la salud del pueblo dominicano.

Resaltó en ese sentido, que de acuerdo a informaciones que maneja la Sociedad Dominicana de Obstetricia y Ginecología, de cada 100 labores de partos realizados en Santo Domingo, 40 de los mismos son haitianas.

El aspirante presidencial también ponderó que la defensa de la soberanía y de la patria, “debe ser un hecho cotidiano, permanente y no ocasional o fluctuante como lo han estado haciendo los últimos gobiernos en el país”.

Ricardo Espaillat aseguró que desde el gobierno no se ha hecho el suficiente esfuerzo para que las personas que deseen entrar al país, sin importar su nacionalidad, lo hagan siguiendo todos los procesos legales, “y por el contrario, los contrabandos de inmigrantes ilegales en la frontera están a la orden del día”.

El alto dirigente del PRSC señaló que el control fronterizo debe ser con estricta rigurosidad y verdadera eficiencia, al tiempo que señaló que se suma a las declaraciones del presidente del PRSC,, ingeniero Federico Antún Batlle (Quique), que llamó al gobierno a cerrar temporal de la frontera hasta que terminen las violentas protestas, saqueos de negocios y la inseguridad que se vive en el vecino”.