Ante la intensificación de vientos contra Danilo

Por Guillermo Caram.-

Los vientos que soplan alrededor de Danilo siguen revirtiéndose y con mayor intensidad en su contra. Los recientes reveses en el Congreso coronan esta afirmación. En un mismo día fracasaron intentos por desempantanar la ley de partidos y aprobar un nuevo préstamo. Esto se suma a resultados desfavorables en encuestas, falta de credibilidad, doblegamiento de su política internacional, etc. En consecuencia la oposición tiene que prepararse más y mejor para gobernar, amasando estos reveses gubernamentales.

El fracaso de la ley de partidos desactiva la estratagema presidencial de recurrir a primarias abiertas con las que, contando con empleados públicos, subsidiados y suplidores del Estado; pretendía resultar avasalladoramente triunfante para argumentar una modificación constitucional que le permita repostularse.

Nunca antes el Congreso había rechazado un préstamo. Ahora no aprobaron uno por US$50 millones que hace pensar la disposición de la oposición de hacer valer su rol de detener los desafueros fiscales y financieros, legales e institucionales, que comete el Gobierno. Se podrá argumentar que en este caso el espectro del “hombre del maletín” no apareció por tratarse de un préstamo de organismo internacional (BID). Pero este rechazo compromete la coherencia de diputados ante futuras operaciones so pena, si cambiaran, de poner en tela de juicio su integridad.

Una nueva encuesta LATIN-INSIGHTS confirma resultados anteriores: Que vamos mal aunque autoridades digan que estamos bien; por la corrupción, inseguridad y economía. Que hay desesperanza manifestada por encuestados que no creen que seguridad mejorará ni corrupción se combatirá mientras persistirán faltas de puestos de trabajo y pobreza. Que la responsabilidad por todo esto es del Gobierno.

La credibilidad gubernamental es bajísima testimoniada por 62% que no creen que el Presidente cumplirá su palabra de no intentar repostularse a pesar que el 66% rechaza la modificación constitucional; temiéndose que la obsesión reeleccionista le haga capaz de provocar graves y perjudiciales conflictos institucionales y partidarios.

Esta falta de confianza y credibilidad presidencial hace que la Vicepresidencia sea la instancia administrativa mejor evaluada y su cabeza, la figura política más popular.

Finalmente el Gobierno se ha visto forzado a modificar su apoyo al Gobierno venezolano y votó contra su pana en la OEA. En mentideros políticos se comenta, incluyendo ministros como el de Políticas de Integración Regional, la posibilidad de haber sido forzado por presiones de potencias que practican y han impuesto en el pasado la consigna de “two times is´t enough”

La intensificación de vientos en contra de Danilo evidencia que la posibilidad de ser vencido aumenta, lo cual impone estructurar una alternativa electoral opositora capaz de aprovechar los sucesivos reveses sufridos por quien algunos proyectaban como invencible.

Ingeniero de profesión, economista de ocupación, político por vocación y autobligación.