Papa Francisco: “es una vergüenza dejar a jóvenes generaciones un mundo devorado por egoísmo”

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco dijo que es una  “vergüenza” dejar a las jóvenes generaciones “un mundo fracturado por las divisiones y las guerras”.

Expresó que también “nuestras generaciones están dejando un mundo devorado por el egoísmo en el que los jóvenes, los niños, los enfermos, los ancianos son marginados”.

El Sumo Pontífice habló sobre el tema en ocasión de una oración pronunciada al término de la ceremonia del Viacrucis delante del Coliseo de Roma.

Francisco pidió a los católicos mirar a Jesús con una mirada “llena de culpa, arrepentimiento y esperanza”.

“Que tu santa Iglesia, hecha de pecadores, continúe… pese a todos los esfuerzos para desacreditarla, siendo una luz que brilla, alienta, alivia y da testimonio de tu amor iluminado”, expresó

Unas veinte mil personas, muchos con velas en las manos, siguieron silencio la ceremonia nocturna del Viacrucis, que revive las diferentes etapas del calvario de Jesús desde su condena a muerte hasta su crucifixión y sepultura.

Los que cargaron una larga cruz gris -muchos jóvenes entre ellos una niña en silla de ruedas- se relegaron caminando en el fondo del Coliseo primero y luego en el exterior del anfiteatro.

Previo al Vía Crucis, en la misa oficiada en la Catedral de San Pedro en el Vaticano, el Papa recordó el padecimiento y la muerte de Jesucristo.